Anuncios

   
  online24horas
  Primeros años
 

Fue en 1945 cuando terminó la Segunda Guerra Mundial. Aunque, en 1945, hubo otro gran acontecimiento que sólo celebraron algunos moradores de la pequeña villa jamaicana de Nine Miles, interior rural de la parroquia de St. Ann, en el norte de la isla. Fue el 6 de febrero de 1945 cuando nació Robert Nesta Marley, hijo de Cedella ‘Ciddy’ Malcolm (a la que en muchos lugares se le da el apellido Booker, que adquiriría mucho más tarde, al volver a casarse en los EE.UU.), una mujer negra de diecinueve años, y de Norval Sinclair Marley, un jamaicano blanco de clase alta y origen inglés, de más de cincuenta años, que había decidido irse a vivir al campo. Aunque casados, los dos nunca vivieron juntos debido a la desaprobación de la familia de Marley, que amenazaba con desheredarlo.

A la edad de 3 años, la gente del vecindario cree que Bob tiene poderes psíquicos. Lee las manos de varias personas en la zona, revelándoles un sorprendente conocimiento íntimo de sus vidas. Norval llama a su hijo a Kingston donde se compromete a educarlo. Reticente, pero llena de esperanza, Cedella manda a Bob a Kingston en un microbús, en donde el niño se encuentra con su padre. Pero este, en lugar de mandarlo a una escuela, lo manda a vivir con una anciana enferma y Bob nunca más ve a su padre. Pasarán casi 18 meses antes de que su madre lo encuentre y acuda a la capital para llevarlo de nuevo a Nine Miles. La decisión de ese traslado la tomaría Omeriah Malcolm, padre de Cedella y patriarca familiar. Conocido por Custos, era un hombre respetadísimo por sus conocimientos y su condición de myalista, un hombre capaz de luchar contra los espíritus malignos manipulados por el obeah, el vudú practicado en Jamaica. Para Omeriah, su nieto sería su sucesor, ya que “estaba tocado por el dedo del Señor”

A su regreso a St. Ann, una vez más, le piden a Bob que lea la mano de una amiga de su madre. A lo que él se niega, anunciando: ahora soy cantante. En aquel tiempo Toddy Livingstone y su hijo Neville O’Riley Livingston, más conocido como Bunny, se trasladan a Nine Miles. Marley tiene 11 años y ambos comienzan a ser buenos amigos, relación que se fortalece cuando la madre de Bob establece casa con el padre de Bunny. A comienzos de los 50, Kingston, a pesar de no ofrecer mucho trabajo, era la tierra de los sueños para los habitantes de las zonas rurales de Jamaica. Multitudes se dirigían hacia allí para engrosar fatalmente la población de villas que ya crecían en el lado oeste de la ciudad. La mayor y más miserable de esas barriadas de villas era Trenchtown, a la que Cedella y su nueva familia se mudaron a finales de los años 50. Bob fue creciendo en la calle, junto con otros chicos de la misma condición, en especial en compañía de Bunny, con el que comenzó a tocar latas, cajones de madera, tablas de lavar y guitarras improvisadas en casa. El sonido que intentaban imitar era el de las canciones emitidas por las emisoras del sur de Estados Unidos, que conseguían captar en sus radios, y en las que sonaban artistas como Ray Charles, Curtis Mayfield, Brook Benton, Fats Domino o James Brown, además de grupos como The Drifters, que eran muy populares en Jamaica.

Con 14 años Bob dejó la escuela y consiguió un empleo como soldador, aunque la música ya era el gran objetivo de su vida. La búsqueda de ese objetivo encontró dedicación exclusiva cuando una chispa del equipo con el que trabajaba le quemó un ojo. El accidente no revistió gravedad, aunque tuvo que ser llevado al hospital. Este incidente sirvió para que dejase el trabajo y se concentrase junto a Bunny exclusivamente en el perfeccionamiento de su música.

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=